No te vayas hacia el mar estéril
no me dejes como a un caracol sediento.
Quiero que me acunes en tus brazos
como si no fuera un día lúgubre y mojado.
Me siento solitaria mirando morir la espuma
el viento tormentoso me sacude
llevo en mí los viejos miedos
que me muerden las costuras del adentro.
No mates el fulgor de mis ojos
no seques las palabras de mis labios
y si te vas, llévate todo
hasta las miserias compartidas.
Estoy lejos del amor
como una hoja invisible
para los vientos que sacuden las arenas
y que ya no atan nuestras vidas…
Llévate todo:
las penas
la soledad
el frío del sol
que no aparece.
Total
aún en compañía
siento que estoy abandonada.

©Elsa Occelli


Ir a

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Copyright © Taller Yo escribo... y corrijo Template Design by RzaaL 1306